Sara Eliana

Blog de literatura

Pocos recuerdan la obra poética del Dr. Alvarez

La autora de la nota, escritora y profunda conocedora de la matriz creadora de la región, resalta y analiza el estilo del gran maestro criado en Chos Malal.

Al recorrer la obra poética del Dr. Gregorio Álvarez el lector no puede menos que entrelazar entre sus versos un pensamiento: ¿Por qué es tan poco conocida en Neuquén?
La producción en letras de Gregorio Álvarez es amplia y rica, y comprende mucho más que sus poemas. Pero en esta oportunidad, me refiero exclusivamente a «Neuquén de mi canto», que reúne cuarenta y un títulos, no todos pertenecientes a este autor, ya que también ha incluido «Ex Libris», un soneto que le dedica Horacio Fernández Bechtedt, además de algunos poemas escritos en mapudugun (lengua de la tierra, en mapuche) y sus traducciones y además una serie de traducciones de poemas de autores franceses como Gauthier y Lamartine.

Recursos
La poesía de Gregorio Álvarez se nos presenta colmada de recursos poéticos que justifican su inclusión entre las obras preciadas, y no solamente de la región. Muy claro se detecta el «componente romántico» que movilizó su creación, puesto de manifiesto en la presencia del paisaje, en la consubstanciación del hombre con su medio. Un «yo lírico» que canta a esa geografía que lo contiene, y su canto varía, conforme su percepción del paisaje de cada región. Además, la riqueza de formas y lenguajes, en los que se combinan el octosílabo como métrica popular por excelencia, como el «Canto a Neuquén», «Canto a Zapala», a Cutral Có, a Chos Malal, con versos de seis sílabas como «Escuelita Quince», o la métrica irregular, como en «Canto al Lago Lácar» en el que fluyen diferentes medidas de versos y estrofas.
La lectura se enriquece tanto por la presencia de un lenguaje de depurado lirismo como por temas escritos en un registro rural, como «Hais de ser mi compañía», poema de tono campesino cordillerano que le dedica a Irma Cuña, o un diálogo al estilo de la gauchesca rioplatense, en «Una fiesta ‘e tradición».
Asimismo, la estructura en estrofas varía entre el romance, sin división en estrofas, los versos pareados «Acuarela Huillichana», cuartetas rimadas en versos pares «Cascadita de Copahue», sonetos como «Jornada cumplida», poema que dedica a dos amigos docentes que han alcanzado su jubilación.
Hay que decir también, que los elementos modernistas desbordan la obra, la presencia del cisne, el exotismo de las piedras preciosas; toda esa riqueza de luz y color, plasmado en sinestesias y metáforas audaces.
Pero toda esta riqueza literaria de formas, estilos y lenguajes, se conjugan con una realidad que comprende no sólo la provincia de Neuquén, sino también todo el país y toda América: la condición mestiza. Este sincretismo de etnias y culturas que ha caracterizado al continente americano, ha dejado su huella indeleble en la literatura, y en la cultura en general, en lo que se ha denominado el «barroco americano». Esa «otredad» que genera la conciencia del otro, del diferente.
Si bien el español es la lengua unificadora, las diferencias lingüísticas están, ya sea en forma pura o con los cruces que generan las lenguas en contacto. En principio, se considera que en el acercamiento de voluntades y visiones se produce un choque cultural, y esto genera quiebres, rupturas. Pero ambos componentes se ven inmersos en la lucha por entenderse.

Barroco
Es oportuno aclarar aquí que el concepto de «barroco» no se utiliza para connotar complejidad, extravagancia, excesiva ostentación o superficialidad, sino para referirse a la riqueza del discurso que surge como fusión de las formas europeas y las indígenas (esto es en nuestra región, dado que en otras latitudes se suman, además, elementos negroides y de otras procedencias) que quedaron plasmadas entre versos y estrofas. Luchas, quiebres, rupturas, acercamientos, se plasman en el lenguaje; y la literatura es lenguaje. Esta estética matizó temas históricos, descriptivos, alusiones locales, costumbres y esos son los tópicos que se pueden identificar en la poesía de Gregorio. Lo vemos en el fragmento del Canto al Lago Lácar donde se conjugan el «color local», el paisaje romántico, los modernos dorados y el nácar, el mito clásico y lo autóctono, y es en ese momento que emerge la presencia de un «yo lírico» que trasciende la construcción del imaginario regional, ya no es el neuquino, ya no es el patriota, el argentino.
Es el intelectual, el humanista, el hombre moderno y sus dudas existenciales frente a una visión que se extiende y se agranda hasta el infinito, cada vez más.
La obra de Gregorio Álvarez es valiosa en muchos aspectos. Se puede leer con fruición, se puede valorar o se puede criticar. Lo que es inadmisible, es que se la desconozca, por la pérdida que representa para nuestra cultura y nuestra educación.

Canto al Lago Lacar

Fragmento del poema escrito por don Gregorio Álvarez.

Lago Lacar de la lámina argentada…
¡Cuánto luce el festoneado de tus ondas
en las tardes de oro y nácar! …
¡Cuánto lucen las guirnaldas de tus olas
por el céfiro pehuenche acariciadas! …
De tus olas ritmo en marcha hacia el oriente
a riberas de mil flores recamadas;
a riberas de arrayanes,
de mutisias y de aljabas,
que se abrazan a los ñires
con un cálido temblor de enamoradas;
a riberas donde todo está dorado
por los rayos del buen sol de sus montañas! …
Al revés de nuestras vidas,
que caminan hacia playas ignoradas,
hacia playas donde reina el desconcierto
con un gran interrogante que anonada
y ensombrece, sin reparo, los destinos
de la ciega humanidad desorientada …

(Sara Eliana Riquelme. Junta de Estudios Históricos del Neuquén)

Puso talento y pasión en todo lo que hizo

Nuevos aportes para conocer más y mejor al gran neuquino, nativo de Ranquilón

Un grupo de amigos entrañables del Dr. Gregorio Álvarez están preparando un homenaje que se realizará, probablemente, en el mes de febrero. Una de las cuevas del Volcán Domuyo fue el lugar que eligió don Gregorio para descansar por toda la eternidad.
Allí, los amigos Ileana Lascaray, el Dr. Julio Japag, desde Buenos Aires Martha Talero, su sobrino Jorge Álvarez Funes junto a un nutrido grupo de amigos, discípulos y admiradores del gran neuquino, colocarán una placa en su memoria.
El digno hijo de Ranquilón mantiene muy viva la llama del amor por el terruño, y los que veneran su memoria desean cumplir, en parte, uno de sus mayores deseos.

Fama perdurable
Médico, escritor, historiador, maestro, periodista, poeta, investigador, muchos son los calificativos que sumó el Dr. Álvarez a lo largo de su vida. Una anécdota reciente habla a las claras de su gran intelectualidad, demostrada desde niño.
La situación surge por una carta que le envía su sobrina Martha, desde Olivos, Buenos Aires, a su hermano Jorge que vive en Neuquén. A continuación transcribimos la misiva:
“Mi querido: Quizás lo puedas utilizar, quizás no. Pero creo que es muy rico por la transcripción de sus propias palabras.
Te agrego una anécdota: Hace dos años, cuando cursaba “Estilística” en el traductorado del Lenguas Vivas, le mostré a mi profesora la traducción que el tío había hecho de “El Lago”, poema de Alphonse De Lamartine; me dijo que era la mejor traducción que jamás había leído.
Me pidió una fotocopia y, como le mostré el libro del tío “Neuquén de mi canto” donde lo publicó junto a otro en mapuche, se quedó azorada al conocer la “aproximación” que le hice de la historia/biografía del tío.
Ella quería trabajarla después con sus alumnos, y la profesora no está recién recibida; tiene una larga trayectoria, es muy capaz y de los docentes “chapeau” difíciles de cruzar en nuestros caminos. No quiero seguir extendiéndome, así voy al correo a enviarte ésta.
Besitos y abracitos, Martha.

Constante inquietud
Más lejos en el tiempo, un nuevo dato de la constante inquietud del Dr. Álvarez llega a nuestras manos gracias a un original de una revista que, durante sus años de estudios secundarios en Buenos Aires, escribió, diseñó y dibujó. El primer antecedente conocido anterior a su gran revista “Neuquenia” que paseó las inquietudes neuquinas en la Casa del Neuquén en Buenos Aires de la que fue impulsor y uno de sus fundadores.
La revista que editó en los años ’20 se llamó “La Pluma” y estaba íntegramente realizada por su puño y letra. El gran cabezal, dibujado por don Gregorio, lleva como subtítulo: “Literaria, artística, instructiva y humorística”. El número que llegó a nuestras manos es el “unito”. Y bajo el encabezamiento figura como director, Gregorio Álvarez; dibujante, Gregorio Álvarez.
En esta primera edición, en el número “unito”, Álvarez escribe: “La idea de fundar la presente revista, ya había surcado por la mente de los autores desde el principio del año. Pero no se llevó a cabo porque teníamos mucho trabajo que nos impedía poner en práctica nuestro intento.
Hoy, alentados por la idea de nuestro profesor, señor Sarandon, hemos resuelto, contra todo viento y descuidando muchas veces nuestros deberes escolares, sacar a luz nuestro trabajo, bien precario por cierto. Pero nuestras aspiraciones son elevadas. No nos hemos arrepentido de emprender el trabajo, aunque hayamos pasado algunos domingos sin pasear, pero quedan recompensados con la amabilidad de nuestros lectores.”
El dibujo rescata elementos imprescindibles de aquéllos años heroicos. Las plumas, como se las llamaba a las puntas de los elementos que por lo general eran de madera, que se utilizaban para escribir.
Los tinteros, donde se embebían las plumas en tinta azul, o tinta “china” negra e indeleble.
Otro de los elementos dibujados por el Dr. Álvarez en sus años mozos son los secantes, con empuñadura de madera, y el infaltable calendario que indica en su primera hoja: 12 de Noviembre, lunes.
Un elemento que todavía es de uso común es la paleta del pintor, con indicios de haber sido largamente utilizada.
Para ornamentar todos estos elementos de la revista “La Pluma” una delicada serie de flores, de gran corola y largos tallos con formas afrancesadas, y una etiqueta en la parte inferior con la firma “Alvarez”.
Pasan los años, y las diversas caras con las que el Dr. Álvarez paseó por el mundo, se redescubren. Multifacético, simple y sencillo, gran promotor y propulsor de los bienes de su tierra, mentor de las bondades que guarda en sus entrañas el Volcán Domuyo, dejó el precedente de sus investigaciones en una detallada obra, en varios volúmenes, dedicada a nuestra provincia. La misma es de lectura obligada y farol con el que alumbra a las generaciones venideras.

Artículo publicado en la Mañana de Neuquén el 10/03/2008

RSS 2.0 | Trackback | Comentar

14 Respuestas a “Pocos recuerdan la obra poética del Dr. Alvarez”

  1. Alvarez Lucas

    Me gustaria conseguir aunque sea una fotocopia de esa revista “La Pluma”, por esas casualidades sabes donde esta?

    Eternamente agradecido desde ya…


  2. Hola Lucas, qué bueno encontrar tu comentario. Espero que vengas nuevamente y me dejes alguna dirección de mail o me escribas al que pongo en mi biografía.

    Puedo intentar conseguirte esa fotocopia que pedís. Por lo pronto, me voy a dirigir al Archivo Histórico de la provincia, que está en la calle Irigoyen al 250 aproximadamente, no recuerdo exacta la numeración pero es en esa cuadra. Si no la tienen allí, veré de hablar con los miembros de la Comisión de Homenaje Permanente, para ver si alguno guarda algún ejemplar. También se puede pedir en el mismo Archivo referencias sobre la posibilidad de encontrar esa documentación en algún lado.

    Te agradezco mucho tu visita, y espero recibir respuesta.

    Cordiales saludos, Sara.


  3. Señora Sara Eliana. mucho me agradaría y tengo suma necesidad de contar en mis manos con uina copia del librop del Dr. Gregorio Alvarez de “Neuquen de mi canto” también del Libro Los misterios del Domuyo, por cuabnto los he podido leer, pero no atesorarmelos, por cuanto, erand e propiedad de la Señora Fidelmira del Transito Alvarez Alfaro, Nieta dilecta del Dr. Gregorio, aquien tengo en alta estima y admiración por su labor tan fecunda, dejada para ala humanidad.
    Tambiendesearía por E.Mail, a mi casilla de correo, me comentara, el porque, al Dr. Gregorio Alvarez, jamas se lo menciona como Esposo y padre, y jefe de Familñia, y descontado de que Usted debe ser conocedora de la existencia de una hija del Dr. Gregorio, la Sra. y Profesora Nelida Eloisa Alvarez, con domicilio en calle Rio Diamante 512 del la Ciudad Capital del Neuquén quien en la actualidad cuenta con 89 años de vida y jamas se la ha relacionado e invitado a ningun acto llevado a cavo a su paddre el Benmérito Dr. Gregorio Alvarez, siendo esta también una excelente Pianista y Organista como Profesora de Música, en diferentes colegios de Neuqén, que fue su metier.


  4. Sra. Sara Eliana
    Nuevamente me dirijo a Ud. con la finalidad, de que por su intermedio, interseda ante lña Señora Eliana Lazcaray, para conseguir copia de una Biografía del Dr. Gregoprio Alvarez, recopilada y redactada por ella. Como esta dama, fué sdecretaria del Dr. Gregorio Alvarez, durante muchos años, y ademas es integrante de la SADE, ahjí en Neuquén, doy por hecho el conocimiento de su domicilio y teléfono. Sui telefono es el 0299 – 4424296.-
    ES tan grande la admiración que tengo por el DR. Gregorio Alvarez, que he recurrido a varios medios, para conserguir las obras literarias del Dr. Gregorio, es por eso que estoy acudiendo a Usted, para lograr hacerme de alguna de ellas. Las cuales,tienen como objetivo, la divulgación de dichas obras y de la vida del Dr. Gregorio Alvarez, por un medio de difusión radial de la zona en que resido.
    Desde ya le quedo sumamente agradecido, por cuanto pueda realizar para que me llegue algo del DR.


  5. Hola Horacio, qué bueno encontrar tus comentarios aquí, en este rincón que intenta reunir algunas cosas …

    No me decís de dónde sos, pero no importa, mandame tu dirección y me comprometo a enviarte una copia de NEUQUÉN DE MI CANTO. Te cuento que esa obra está agotada, no se ha reeditado, y se puede encontrar en original en el Archivo Histórico de Neuquén, en la calle Irigoyen 250 (aproximadamente). Yo soy docente y siempre lo doy a mis alumnos y también en un curso que este año se dictará por tercera vez que se llama PATAGONIA: LETRA Y MÚSICA, en el que damos a conocer la obra poética de Gregorio. Para este fin lo he dejado en un quiosco que hay en la escuela y allí los alumnos obtienen sus copias, dado que es la única forma, al menos por el momento.

    Soy miembro de número de la Junta de Estudios Históricos que tiene como miembro honoraria a Ileana; veré de conseguirte esa biografía, como así también LOS MISTERIOS DEL DOMUYO. Por lo pronto, contá con el NEUQUÉN DE MI CANTO, ya te digo, enviame tu dirección.

    Como habrás podido ver, considero inadmisible que en nuestra provincia (y en nuestro país) no se conozca la trayectoria intelectual y laboral de Gregorio, su espíritu profundamente humanista y su vocación de servicio. Desde mi pequeño lugar, he tratado y trato de poner mi granito de arena para que se conozca su obra. Cada quien podrá estar luego en acuerdo o en desacuerdo; pero nada es peor que ignorarla.

    Me encanta saber que tenés acceso a un medio radial, desde el cual podés difundir la cultura de nuestra región patagónica, dando a conocer sus actores sociales, que son muchos y de induscutida calidad.

    Quedo a la espera de tus datos, un cordial saludo, Sara.


  6. ME DIRIGO A USTED DEBIDO A QUE YO ENCONTRE UN PEQUEÑA ESTATUILLA DE EL DR GREGORIO ALVAREZ ESTO ES EN EL CENTRO CULTURAL DE LA COMUNA DE NUEVA IMPERIAL NOVENA REGION DE LA ARAUCANIA CHILE SOY UNA ALUMNA EN PRACTICA Y NO PERTENESCO A ESTA COMUNA . PERO ME LLAMO LA ATENCION ESTA ESTATUILLA POR QUE DESCANSA SOBRE UNA VENTANA EN UN CUARTO ABANDONADO DE EL RESPECTIVO CENTRO CULTURAL EN UN MOMENTO PREGUNTE QUIEN ERA Y NADIE SABE COMO LLEGO Y QUIE ES ME GUSTARIA QUE ME ALLUDARAS MANDANDO INFORMACION PARA DAR A CONOCER UNA EXPOXICION SOBRE SU VIDA ME ATENTAMENTE ME DESPIDO ESPERANDO ALGUNA RESPUESTA VERONICA TORRES

  7. oscar villar

    Hola Sara te saludo y te elogio por ser admiradora del Dr. G. Alvarez te agradecería me guíes para acercarme a la obra de Don Gregorio y desde ya si se puede conseguir alguno de sus libros, gracias y cariños.


  8. Hola Oscar, te respondo lo que he dicho a otros lectores del blog. Si me mandás tu dirección te puedo enviar lo que pueda conseguir editado (o fotocopiado) de Gregorio.

    En la mayoría de las bibliotecas de Neuquén, también en las escolares, hay una obra en seis tomos de este autor, en la que desarrolla temas sobre la historia, la geografía, la toponimia, el lenguaje de los pueblos originarios, etc. No sé si podrás consultarla, dado que no sé desde dónde me escribís.

    Aprecio mucho tu lectura y comentario, sumado al interés sobre uno de los intelectuales más destacados de nuestra provincia: maestro, médico, historiador, investigador, y por sobre todas las cosas, un hombre de bien.

    Te dejo un cordial saludo, y estamos en contacto. Sara

  9. Stella Miranda

    Supe de la obra del Dr. Gregorio Alvarez en el verano de 1978, cuando mi esposo viajo a Neuquen para filmar junto a él en el Volcan Domuyo. Guardo una copia autografiada de “El Domuyo y sus Misterios” pero me gustaria saber mas sobre la obra de este ilustre Argentino. Podria darme informacion sobre donde conseguirla ???
    Un abrazo , Stella Miranda


  10. Hola Stella, si me mandás tu dirección puedo enviarte por correo algunas revistas que se editaban hace muchos años en las que Gregorio publicó varios artículos sobre medicina con algas, también una copia de NEUQUÈN DE MI CANTO, su libro de poesías, y alguna otra publicación que pudiera tener. Lamentablemente, no se ha reeditado su obra, hay una colección de seis tomos que se puede encontrar en las escuelas de Neuquén, en la que él desarrolla una serie de temas en relación con geografía e historia de esta provincia. No creo que esté a la venta. Fijate que ese libro que vos mencionás, yo no lo tengo.

    Bueno, muy agradecida de que hayas ingresado a mi rincón y que gustes de la obra de uno de los intelectuales más destacados de por acá.

    Un afectuoso saludo, y sigamos en contacto. Sara

  11. Adriana

    Muy linda la reseña sobre Gregorio Alvarez que brindas. Quería consultarte sobre las publicaciones y trabajos que realizó sobre las propiedades de las termas (en particular algas). Estamos tratando de recopilar sus trabajos y nos cuesta mucho porque las bases médicas no tienen registro. Desde ya muchas gracias.
    Adriana.


  12. Hola Adriana, mandame una dirección y te envío unas revistas que se publicaron acá en Neuquén, hace muchos años, en las que figuran algunos de sus estudios. No sé de dónde sos, si acaso fueras de Neuquén, podría entregártelas en mano.

    Sigamos en contacto, saludos, Sara


  13. Hola Sara , vengo de las termas de copahue con una amiga oriunda de 9 de Julio,Pcia Bs As , ella es la primera vez que conoce las termas , sufre de soriasis ,y fue tratada con exito con las algas . Cuando era chica su cuerpo estada conpletamente en escamas, y el Dr. Gregorio Alvarez la trato en 9 de Julio mejorò bastante ,el quiso llevarla a las termas pero sus padres no la dejaron esto creo fuè en el año 1958/9 el viaje se hacia a caballo y era muy desconocido en esa època las termas . estuvimos buscando libros sobre su estudio de las algas ,no conseguimos nada ni de su historia ????? como es posible? esta señora està tan agradecida al Dr que me gustaria consegir algun libro de èl vivo en Roca , y me indigna que no haya nada sobre alguien tan importante
    Elena


  14. HOLA ELENA, ante todo, gracias por llegarte hasta este rincón. Es así nomás, la obra de Gregorio es conocida únicamente por algunas personas que por diferentes motivos tuvieron la suerte de conocerlo como médico o maestro, poeta o simplemente como persona, y valorar su grandeza.

    Si me dejás alguna dirección puedo enviarte copias de algunas revistas muy viejas en las que él publicaba las bondades de las algas.

    Espero que sigamos en contacto, un abrazo. Sara

Deja una respuesta

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>